Educare
Realización de lavado gástrico en urgencias
Mónica Reguillo Granados, José Villalba Martín

Introducción

La práctica del lavado gástrico consiste en la introducción de una sonda hueca, multiperforada en su extremo distal y de calibre grueso, que se llevará hasta el estómago para evacuar sangre, tóxicos o cualquier otro tipo de sustancia mediante la irrigación y aspiración de pequeños volúmenes de líquido. La cantidad del líquido irrigado dependerá de la edad del paciente, la recomendación en la edad pediátrica es de 10 ml/kg sin sobrepasar los 200-300 ml/ciclo.

 
Copyright © 2019 Difusión Avances de Enfermería S.L. powered by Grupo Paradigma | Política de privacidad e información legal