Educare
Los cuidados a enfermos portadores de un catéter Hickman
María Concepción Moreno Calvete

Introducción

El catéter Hickman es un tubo que se inserta en una vía de acceso central, con una o varias luces, en pacientes con la necesidad de administrar con frecuencia por vía venosa tanto para tratamientos quimioterápicos como nutrición parenteral, hemoderivados, así como para extraer sangre para su análisis, etc. Supone una vía duradera con muchas posibilidades especialmente en pacientes con enfermedades severas.
Los enfermeros deben responder a las necesidades de los pacientes que portan un catéter Hickman, proporcionarles los cuidados necesarios, aportándoles seguridad y confianza y no sólo eso, sino también poseer las habilidades adecuadas para adiestrar al paciente y a su familia en el manejo del mismo.
El manejo del catéter Hickman requiere del enfermero haber adquirido una serie de competencias debido al riesgo que supone tener una vía de gran flujo con conexión al exterior, por ello, se proponen como objetivos, al escribir este artículo, describir las distintas técnicas, explicar los cuidados de enfermería y enumerar las complicaciones más habituales que se pueden encontrar.
El personal enfermero es el principal responsable de los cuidados que se deben proporcionar. Además de realizar las distintas manipulaciones en el catéter Hickman, ha de asumir la responsabilidad de adiestrar al paciente y su familia con el fin de que consiga la mayor independencia posible cuando esté en su domicilio. El conocimiento de los distintos cuidados enfermeros y el manejo del catéter Hickman permitirá prestar la mejor atención posible al paciente.

 
Copyright © 2019 Difusión Avances de Enfermería S.L. powered by Grupo Paradigma | Política de privacidad e información legal