EBE
Poner la evidencia en su contexto: algunos consejos para los autores de de guías
2008-01-01

Introducción

Jonathan Dartnell*, Mary Hemming*, Joe Collier** y Guenter Ollenschlaeger***

*Therapeutic Guidelines Limited. Melbourne, Victoria, Australia
**St. George’s University of London, Londres, Reino Unido
***Agency for Quality in Medicine, Berlín, y Facultad de Medicina, Universidad de Colonia, Colonia, Alemania

La práctica basada en la evidencia (PBE) se ha definido como la “integración de la mejor evidencia científica, la experiencia clínica y los valores del paciente”1. A pesar de ser un ideal loable, los clínicos no pueden revisar, interpretar y aplicar permanentemente toda la evidencia relevante. Por eso, los clínicos deberían tener acceso a “un conjunto de herramientas y recursos para encontrar y aplicar la mejor evidencia de la investigación actual en la atención de pacientes individuales”2. El objetivo de los autores de guías de prácticaclínica es desempeñar parte de este papel, pero también deben resolver estos retos prácticos para poder proporcionar a los clínicos las herramientas que les ayuden a ejercer una práctica basada realmente en la evidencia3,4. En el presente artículo exponemos algunos de los retos a los que se enfrentan los responsables de redactar guías cuando ofrecen consejos clínicos que responden a las necesidades de los ocupados clínicos.

INTERPRETACIÓN Y APLICACIÓN DE LA EVIDENCIA
Los conocimientos que respaldan la toma de decisiones pueden derivar de las investigaciones publicadas, datos generados en el propio hospital o clínica, experiencia clínica, la legislación y las perspectivas del paciente. Todos pueden considerarse “evidencia de apoyo”...

 
Copyright © 2019 Difusión Avances de Enfermería S.L. powered by Grupo Paradigma | Política de privacidad e información legal