Revista Matronas
Listeriosis y gestación. Revisión de la evidencia científica actual
Paloma Martínez Galán, Elvira Martín Gallardo, Dolores Velamazán Martínez
2016-08-29

Introducción

La listeriosis es una toxiinfección alimentaria, producida por el bacilo Listeria monocytogenes. En situaciones de compromiso inmunológico como la gestación hay mayor susceptibilidad a la infección. Su incidencia ha aumentado significativamente en los últimos años, siendo una infección infradiagnosticada, ya que puede cursar de forma asintomática hasta en un 29% de los casos. Aunque en la mujer gestante inmunocompetente se suele presentar como un cuadro leve y autolimitado, puede tener grandes repercusiones fetales.
La infección se adquiere principalmente por ingesta de alimentos contaminados. Presenta un 40-50% de mortalidad fetal o neo-natal. En el primer o segundo trimestre produce abortos sépticos y muerte fetal intrauterina, en el tercer trimestre produce corioamnionitis y parto prematuro. En 1/3 casos puede cursar de forma asintomática en el feto/neonato.
La infección materna puede ser difícil de diagnosticar debido a las manifestaciones sistémicas inespecíficas. Su estudio se basa en analítica sanguínea y amniocentesis.
Independientemente del momento de la infección, el tratamiento tiene por objetivo mejorar la evolución fetal/neonatal, ya que puede ser tratada para conseguir un parto a término y sin complicaciones, siendo la ampicilina de elección.
Dada la elevada morbilidad y mortalidad de esta infección, sería recomendable que se realizaran esfuerzos para el control de la listeriosis, una infección prevenible que va en aumento. Es fundamental establecer vigilancia epidemiológica así como elaborar recomendaciones a los grupos de riesgo sobre cómo prevenir el contagio.

 
Copyright © 2020 Difusión Avances de Enfermería S.L. powered by Grupo Paradigma | Política de privacidad e información legal