EBE
Revisión sistemática de ensayos controlados y aleatorizados: sólo se consigue una ligera disminución en el uso de la morfina al añadir AINE, paracetamol o inhibidores de la COX-2 al tratamiento con morfina autoadministrada durante las primeras 24 h tras una intervención de cirugía mayor
Hance Clarke
2011-03-15

Introducción
Hance Clarke
Departamento de Anestesiología y Tratamiento del Dolor, Hospital General de Toronto, University Health Network, Toronto, Ontario, Canadá.

Contacto:
Toronto General Hospital, Eaton N. 3EB–317, 200 Elizabeth Street, Toronto, ON M5G 2C4, Canada; hance.clarke@uhn.on.ca

Comentario sobre:
McDaid C, Maund E, Rice S y cols. Paracetamol and selective and non-selective non-steroidal anti-inflammatory drugs (NSAIDs) for the reduction of morphine-related side effects after major surgery: a systematic review. Health Technol Assess 2010; 14: 1–153 [Medline].
 
Objetivos y descripción general
El objetivo de este estudio era determinar qué tipo de analgésicos no opiaceos —paracetamol, antiinflamatorios no esteroideos (AINE) o inhibidores de la ciclooxigenasa-2 (COX2)— resultaba más eficaz en la reducción del consumo de morfina intravenosa y de los acontecimientos adversos relacionados con los opiaceos después de una intervención de cirugía mayor.

Los autores llevaron a cabo una revisión sistemática que combinaba la revisión llevada a cabo por Elia y cols1 con los resultados de 20 estudios nuevos. Todos los estudios eran ensayos clínicos controlados y aleatorizados (ECA) que informaban sobre el consumo acumulado de morfina durante las primeras 24 h del postoperatorio. Las otras variables de interés fueron los acontecimientos adversos relacionados con la morfina y las hemorragias en el postoperatorio. Con la ayuda de un experto en bioestadística, los autores dan cuenta de una variedad de comparaciones de distintos tratamientos.

Resultados y conclusiones principales
El principal hallazgo de este artículo es que, comparados con el placebo (45,26 mg), el uso de morfina en el postoperatorio se redujo en 10,9 mg utilizando AINE o inhibidores de la COX-2, y en 6,3 mg utilizando paracetamol. El estudio incluye múltiples análisis y tablas que postulan que los fármacos no opiaceos añadidos conseguían reducir ligeramente los acontecimientos adversos y las hemorragias. Los autores concluyen que, considerando todos los datos de evidencia en su conjunto (es decir...
 
Copyright © 2019 Difusión Avances de Enfermería S.L. powered by Grupo Paradigma | Política de privacidad e información legal